Skip to content
noviembre 8, 2010 / edwin

Arte al instante, BCN contra NYC

Barcelona-Nueva York. No es, en este caso, un vuelo directo, ni un partido entre equipos de la NBA, ni la nueva colección de Custo. Es una batalla. Un podio, dos lienzos de cuatro metros de largo y uno de alto y dos equipos de cuatro jóvenes artistas, cuatro de Barcelona, cuatro de Nueva York. En un megacuadro realizado en otra batalla anterior – llevan luchando desde el 15 de octubre – se funden la Sagrada Família y el puente de Brooklyn en un mar de colores. Se gustan, Barcelona y Nueva York. Ciudad Condal y Gran Manzana. Mediterráneo y Manhattan.

El acto se llama bARTcelona, escrito tal cual. El arte es, sobre todo, arte callejero, muchos trazos de grafiti, fruto también de la velocidad con la que se debe completar la obra, en apenas una hora. Los grafiteros con sus aerosoles, como Kram, el líder del equipo barcelonés, son especialistas en eso: rápido y llamativo. «Yo no estoy muy acostumbrada a esto. Soy ilustradora, me es raro pintar en público y con tanta rapidez», dice Daniela Carvalho, la única mujer en la final que se celebró ayer por la tarde. Sus compañeros le han puesto el apodo 156, por su altura en centímetros y el nombre de su página web; ella no llega con sus pinceles a la parte superior del lienzo, pero para eso se compite en equipo; los chicos – Kram, Albert Bertolín y Daniel Thomas – la echan una mano.

Choca un poco el escenario escogido para la batalla plástica, el centro comercial La Maquinista. No cuaja el prototipo de compradores con el arte callejero expuesto. Se acerca sobre todo la juventud, atraída también por la música y el logo de MTV y su presentador-estrella, el hispano-holandés Johann Wald. Por el otro lado: hacer algo así en un centro comercial le da el toque estadounidense, país amante de los shopping malls, ejes cubiertos de consumo masivo.

«Además, así llegas con el arte a la gente corriente, gente que tal vez nunca ha pisado una galería de arte. Se topan con los cuadros, se sorprenden, se entusiasman», me cuenta Sean Bono, el neoyorquino que ha traído estos art battles por primera vez a Europa; en Nueva York llevan ya 10 años peleándose así con aerosoles, brochas y pintura pero también con pegamento y todo tipo de materiales para realizar otras obras que no sean cuadros.

Y la delegación de NYC «flipa» con la calidad de los rivales de BCN, reconoce Sean. «Asombroso». Son dos estilos opuestos, explica. La pintura «salvaje» de los neoyorquinos contra el toque más elaborado de los barceloneses. Ha quedado impresionado con un cuadro de Copito de Nieve y su altiva mirada. O el de una chica con una máscara de gas.

Y mientras Rafael Amargo atiende a cámaras del corazón y, de los miembros de jurado, Andreu Buenafuente envía un mensaje por pantalla gigante y Javier Mariscal ha delegado en su hermano que tampoco aparece, los ocho artistas convierten un lienzo blanco en un bellísimo baile de luces y sombras. Arte al instante, impactante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s