Skip to content
marzo 20, 2011 / edwin

Las enigmáticas vías de Can Vies

El primer hotel donde me alojé en Barcelona, a mediados de marzo de 1986, o sea justo hace 25 años, con ocasión del referendo sobre la permanencia de España en la OTAN, sigue en pie en toda su sencillez y con exactamente los mismos letreros en la placita de Ramon Torres i Casanovas. Hostal Residencia Sants, la típica pensión de un barrio ferroviario -aunque, curiosamente, el entorno de la estación de Sants nunca ha sido muy ferroviario- sigue ofreciendo prácticamente las misma vistas de entonces, dominadas por las vías de tren y metro que justo ahí se cuelan en las entrañas de la ciudad, en la tupida red de túneles oscuros.

Y si desde una de las ventanas del hostal se mira aún más a la izquierda, emerge justo al lado de esas vías un edificio llamativo que en 1986 aún albergaba una sede de los trabajadores del metro, que abandonarían cuatro años después. Los empleados de TMB incluso habían construido una capilla y aun ahora es visible desde fuera el campanario. Pero lo realmente llamativo es toda la fachada, una amalgama de colores y dibujos. Los grafiteros respetan el dibujo, tal vez por su calidad, porque tengo una foto de la misma fachada, en la calle de Jocs Florals, de hace cinco años y no ha cambiado absolutamente nada; el único añadido son unas grietas provocadas por el paso del tiempo.

El edificio, Can Vies, estaba de fiesta el fin de semana, tras recibir la compleja resolución judicial ante la demanda de TMB de desalojarlo, que el juez desestimó, aunque mandó a la calle a una de las muchas organizaciones que lo habitan. El sindicato CNT ya tiene extinguido su contrato en precario de 1984. Pero los demás pueden permanecer, de momento, en su «laboratorio disidente donde experimentar prácticas antagonistas», o sea en un Can Vies okupado desde 1997 y que ya forma parte de la vida cultural y asociativa de Sants. «Can Vies és del barri», es uno de los lemas de los okupas contra la eterna amenaza del desalojo. No es que a todo el mundo le gusta: a Teresa, vecina de la misma calle, le gustaría recuperar la entrada al metro de Mercat Nou -de las poquísimas estaciones al aire libre-, pero el plan de TMB es derribar Can Vies para construir solo una salida de emergencia.

Pero más que ese presente de Can Vies me intriga el pasado. Sobre su puerta principal, donde al sonido del timbre no responde ningún inquilino, figura el año 1879 y hay fotos de aquella época, de su parte posterior construida sobre el túnel por donde ahora pasa la línea 1 del metro. Los archivos dicen que fue al principio un almacén para material del metro, pero ese metro no empezó a construirse hasta cuatro décadas más tarde y este tramo, de plaza de Catalunya a La Bordeta, fue inaugurado en 1926. ¿Puede ser que las vías de aquella foto fueron las del ferrocarril entre Barcelona y Molins de Rei, inaugurado en 1854, y que estas luego se transformasen en las actuales vías del Ferrocarril Metropolitano Transversal, el metro?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s