Skip to content
marzo 23, 2012 / edwin

Un adiós, y un nuevo inicio

El próximo 28 de marzo me desvinculo del gran diario que es El Periódico de Catalunya. Después de 21 años en plantilla, primero como redactor de Deportes, del Barça, de los Juegos Olímpicos, del Tour de Francia, y desde el 2000 como reportero de información general, de investigación y, últimamente, de cronista de la ciudad de Barcelona, me llama de nuevo la existencia insegura pero libre del freelance.

(Ahora, mis amigos pueden saltarse los dos próximos párrafos, que son pocos modestos y muy comerciales.)

Es increíble la cantidad de gente que te recuerda, como periodista, de las cosas que escribía del Barça, o de los supuestos conocimientos que ventilaba en tertulias de radio y TV sobre el fútbol. Aun ahora me lo recuerdan. Pues yo, intentando reivindicar mi otra faceta periodística, sin jamás olvidarme de esa inmejorable escuela superior que es el periodismo deportivo, recuerdo que en El Periódico también me permitieron hacer grandes reportajes (gracias también a mi dominio del inglés, francés, alemán, castellano, catalá, holandés y un poquito de portugués e italiano) de conflictos raciales en Elche y Almería, de las huellas de la industria téxtil en el Ter y Llobregat, del asesinato del populista Fortuyn en mi país de nacimiento, de los atentados en el metro de Londres, de ser madre a los 40 años, de los vinos del Priorat, de treguas de ETA, de catalanes en París, de la muerte del ‘calcio’ en Italia, de 30 años del terrible accidente aéreo en Tenerife, de retratos sociales de Euskadi y Galicia ante las elecciones, de la Memoria Histórica y los cementerios de la Guerra Civil, de viajes a Nepal, Noruega, Jerez, Cerdeña y donde sea, de las entrañas sentimentales del toreo, de los secretos del Club Bilderberg, de los 50 años de Maradona, de las caras de los 4 millones (ahora 5) de parados, del monstruo  ‘Fritzl’ de Amstetten, de la crisis económica en Dubai, del terremoto de Lorca, del vertido de petróleo en el Golfo de México, de la seguridad social en Suecia, etcétera…

Además, tengo cierta experiencia en soltar un rollo en la radio y la TV, tanto holandesa, española como catalana (soy Aznar al inverso: solo hablo catalán en público, no en privado), y encima he escrito una manita de libros, tres en holandés y dos en castellano.

(Ahora, mis amigos pueden volver a incorporarse a la lectura)

Pues hasta aquí un trocito de mi currículo. Intentaré a abrirme a todas las propuestas, a disfrutar un poco más de la vida, a hacer más kilñometros en mi bici, una Orbea Onyx de fibra de carbono, y a escribir, por fin, la novela que llevo 10 años en la cabeza. (Ahora, escribiéndolo, me pregunto si todas estas cosas son compatibles.)

Bueno, tengo ganas de algo nuevo. Seguramente será porque el 12 del 12 del 12 (nueve días antes del final del mundo de los Maya) espero cumplir los 50 y que aún no tengo ganas de comprarme una Harley.

Que os vaya bien a todo. Y a mí mismo, espero.

Edwin.

edwinwinkels@gmail.com

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s